Top
Para todos

¿Ser como los apóstoles?

Solo tenemos un ejemplo supremo a quien imitar en todo

Se relata que en una ocasión la esposa del famoso misionero Adoniram Judson leyó, con el fin de divertirlo, algunas noticias de los periódicos en las cuales lo comparaban con algunos de los apóstoles.

Adoniram se turbó sobremanera.

“No quiero ser como ellos, no quiero ser como Pablo, ni como Apolos ni como Cefas, ni como cualquier otro hombre. Solo tenemos un ejemplo supremo, quien tentado en todo como nosotros, nunca cometió pecado. Deseo seguirlo en todo, imitarlo en todo, practicar sus enseñanzas, beber de su Espíritu, andar en sus sendas y conocer mis debilidades porque Él me las indique y solo Él”.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado. Los campos obligatorios están marcados con un asterisco.*