Salud

Salud integral

“La salud es un estado de completo bienestar físico, mental y social, y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades”. OMS 1948

Por Nallieli Pérez Mercado

¿A quién le gusta estar enfermo? Todos buscamos estar sanos. Invertimos tiempo y dinero buscando que nuestra mente y cuerpo se encuentren en buenas condiciones.

La organización Mundial de la Salud (OMS) estableció lo que es la salud integral en 1948. “La salud es un estado de completo bienestar físico, mental y social, y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades”. Esta definición incluye un componente subjetivo importante que se debe tener en cuenta en las evaluaciones de los riesgos para la salud.

De acuerdo con esta definición, la salud no es solo la ausencia de enfermedades, sino una condición del desarrollo humano que cada individuo debe cuidar y conservar. Debemos estar conscientes de que necesitamos cuidarnos y analizar qué partes debemos entregar a Dios para que por su gracia nos ayude a cambiarlas.

Es primordial iniciar el día con nuestro tiempo con Dios. A veces el tiempo y las distancias al trabajo u otras actividades lo dificultan, pero esto es lo más importante para mantenernos saludables.

Aquí unos tips para buscar la salud integral:

Salud mental
La salud mental se refleja en el trato que tenemos con la familia, los compañeros de escuela y de trabajo. Incluye a aquellos con los que nos relacionamos en actividades recreativas y en nuestra comunidad. Lo que pensamos influye en estas relaciones. Así que mantener nuestra mente alineada a Cristo nos ayuda a iniciar el día con su guía.

Salud física
La salud física tiene que ver con nuestro cuerpo. Lo que comemos, lo que bebemos y el ejercicio que hacemos.
Iniciemos el día estirando nuestro cuerpo. Propongámonos hacer ejercicio diario o cada tercer día. Este, oxigena nuestro organismo, previene ciertas enfermedades y mantiene nuestros músculos fortalecidos para nuestras actividades.
Pidámosle a Dios que nos muestre lo que necesita nuestro cuerpo, revisemos y practiquemos ciertos ejercicios y veamos con cuáles nos sentimos más cómodos. Recordemos que mantenernos activos y sanos, también glorifica a Dios.

Salud emocional
La salud emocional es el manejo de los sentimientos, pensamientos y comportamientos. Es importante reconocerlos, llamarlos por su nombre, aceptarlos, integrarlos y aprovechar la energía que generan para que estén al servicio de los valores.
Las personas emocionalmente sanas controlan sus sentimientos de manera asertiva. Se sienten bien acerca de sí mismos. Tienen buenas relaciones personales y han aprendido a hacerle frente al estrés y a los problemas de la vida cotidiana.

Sí se puede estar enojado sin ser grosero o estar triste por un momento, pero no para siempre. Al llevar los problemas a Cristo, Él da la salida, la fuerza y la respuesta para seguir adelante con gozo.

La salud integral no solo se trata de estar bien y sentirse bien, sino de reconocer a nuestro Creador, darle gracias y entender que nos cuidamos para Su honra y gloria.

Artículo elaborado por el equipo de Intenzion.

Intenzion

Intenzion Facebook

Intenzion Instagram

No hay comentarios
Artículo anterior
16 abril, 2019
Siguiente artículo
16 abril, 2019

No hay comentarios

Responder

Revista Prisma

GRATIS
VIEW