fbpx
Salud emocional

Plenitud de vida en un campamento

Al vislumbrar rostros empapados de edad e iluminados por el asombro del descubrimiento de la creación, comprendí que en nuestra vida, la exploración no termina con las canas…

Por Brenda García Blumenkron

Hace unos días tuve la oportunidad de apoyar en un campamento para adultos mayores. El resultado fue muy distinto a lo que yo esperaba, aunque en realidad no sabía qué esperar.

Convivencia en campamento es una frase de connotación juvenil. Pero tuve una revelación más que preciosa. Me encontré en la presencia de una vitalidad más allá de las arrugas, las voces cansadas y la lentitud encorvada.

Al vislumbrar rostros empapados de edad e iluminados por el asombro del descubrimiento de la creación, comprendí que en nuestra vida, la exploración no termina con las canas, ni el cansancio de los pies. Es una hazaña que se anhela, se decide y se disfruta.

La experiencia se tradujo en lágrimas de gozo y dolor que hablaban de años de tormento y en sincronía invitaban a la esperanza y la fe.

Al término del campamento, con el rostro fatigado y ojos humedecidos, un anciano moldeó una sonrisa  al expresar con emoción: “Me siento realizado”.

Ahora entiendo que:
Plenitud de vida, es un espíritu fortalecido y sed de experiencia.
Plenitud de vida, es vitalidad que penetra corazones y persiste en bondad.
Plenitud de vida, es audacia que el cuerpo no determina.
Plenitud de vida, es convicción en el Creador de la misma.

No hay comentarios
Artículo anterior
28 agosto, 2018
Siguiente artículo
28 agosto, 2018

No hay comentarios

Responder

Artículos relacionados