Vidas transformadas

De narco a pastor colombiano

“El camino de la vida” estaba al aire y Eliseo Tohurak dio un mensaje que describía exactamente la vida de Carlos, llena de pecado y vacía

Carlos, uno de catorce hermanos de una familia colombiana, dejó su hogar durante la adolescencia para ir a Bogotá. Allí se involucró en el tráfico y cultivo de marihuana y cocaína, junto con otros cuarenta trabajadores.

Cierta ocasión que tuvo que examinar una parcela, aburrido y sin nada que leer encontró un Nuevo Testamento. Quedó tan impresionado que se le volvió un hábito leerlo con sus compañeros al final del día, después de las labores.

En una ocasión tuvo un accidente, estaba perdiendo mucha sangre y prendió el radio para distraerse. El programa “El camino de la vida” estaba al aire y Eliseo Tohurak dio un mensaje que describía exactamente la vida de Carlos, llena de pecado y vacía.

Como resultado Carlos se rindió a Cristo y su vida cambió. Cortó las plantas y quemó el laboratorio donde procesaban la droga. Cuando sus compañeros regresaron les compartió el Evangelio y todos se convirtieron.

De esa banda de narcotraficantes han salido doce pastores y Carlos ha plantado diez Iglesias. Se casó y tuvo un hijo, su vida fue transformada por la gracia de Jesús.

Tomado del Noticiero Milamex 1997

No hay comentarios
Artículo anterior
5 marzo, 2018
Siguiente artículo
5 marzo, 2018

No hay comentarios

Responder

Artículos relacionados