Para mujeres

Me dedico a la industria del hogar

En cuanto a la administración de mi hogar, lo más difícil es cuando no cuento con la salud necesaria y me siento impotente

Por Gabriela Mendicuti de Tun

Me dedico a la industria del hogar y a estudiar el primer año de la maestría en educación familiar en la Universidad Panamericana. Anteriormente hice la licenciatura en pedagogía.

Tengo frente a mí el reto de contribuir a la construcción de un buen hogar y de formar a dos excelentes ciudadanos e hijos de Dios. Es grande la emoción de ver resultados de calidad después de catorce años dedicados a la administración de mi hogar y la educación de mis hijos, y palpar que mi trabajo no es en vano. Aún tengo mucho por hacer ya que mi responsabilidad ante Dios es fuerte.

En cuanto a la administración de mi hogar, lo más difícil es cuando no cuento con la salud necesaria y me siento impotente. Sin embargo, aquí noto que mi trabajo no es en vano pues todos empiezan a contribuir.

Lo más difícil de la educación de mis hijos es cuando pasan de una etapa a otra durante su crecimiento y debo hacerme sensible, cambiar y reajustar actitudes. La responsabilidad ante Dios y la sociedad es grande pero no imposible.  ¡Hay que intentarlo!

Es emocionante y sumamente gratificante. Estar dedicada 100 por ciento al hogar no es solo limpiar y cocinar;  lo principal es crear y mantener un ambiente de amor, respeto y servicio con principios y valores sustentados en la Palabra de Dios.

Debemos ser creativos para aprovechar todas las oportunidades para prepararnos, leer y estudiar, sin descuidar el crecimiento personal. Los hijos crecen, se hacen independientes y empiezan a quedar espacios que podemos retomar y así realizarnos en otras áreas.

Por encima de todo, es vital no descuidar mi relación con Dios. He vivido en carne propia que por mí misma no puedo. Necesito de mi Señor y vivo tomada de la mano de Él a través de la oración y la lectura de su Palabra.

Necesito sabiduría para esta ardua tarea y solo Él puede brindármela por encima de todo.

No hay comentarios
Artículo anterior
5 febrero, 2018
Siguiente artículo
5 febrero, 2018

Artículos relacionados

Instagram

  • #revistaprisma #futuro #espiritual
  • “Escuchamos un clamor constante por derechos, derechos, siempre los derechos, pero muy poco acerca de la responsabilidad. Y nos hemos olvidado de Dios"

Redacción de Prisma

El ruso Alexandr Solzhenitsyn relató que cuando era niño, durante la revolución comunista (con millones de personas muertas, las calles con ríos de sangre, el temor llenando la tierra), escuchó a dos campesinos discutiendo acerca de la razón por la que estaba pasando tanta tragedia. Uno dijo: “¡Es porque nos hemos olvidado de Dios! Esta es la razón porque todo esto nos está sucediendo. ¡Nos hemos olvidado de Dios!”. A pesar de toda la educación y experiencia que más tarde obtuvo Solzhenitsyn, incluyendo los años en la Gulag, nunca se olvidó de la sabiduría de aquel sencillo campesino. 
Más tarde escribió Alexandr: “Escuchamos un clamor constante por derechos, derechos, siempre los derechos, pero muy poco acerca de la responsabilidad. Y nos hemos olvidado de Dios. La necesidad ahora es de abnegación, de un espíritu de sacrificio, de la disposición de abandonar ganancias personales a favor de la salvación de todo el mundo de Occidente”. (Extracto adaptado de: ¿Qué si América fuera otra vez una nación cristiana? de D. James Kennedy, 2003). #revistaprisma #fidelidad #Dios #alejamiento #desgracias
  • #revistaprisma #necesidades #Dios
  • Una licencia para conducir

Acuerdo de un padre con su hijo

Arturo acababa de obtener su permiso para manejar y le pidió a su papá que platicaran acerca de su uso del coche. ─Si subes tus calificaciones a un promedio de nueve, si te veo estudiar tu Biblia aunque sea un poco y si te cortas el cabello, podemos platicar acerca del coche ─dijo su Padre. 
Arturo aceptó la oferta. Después de un par de meses su papá comentó: ─Hijo, estoy muy orgulloso de ti. Has subido tus calificaciones y he observado que estás leyendo tu Biblia. Lo único que me decepciona, es que no te has cortado el cabello. 
Después de una larga pausa, Arturo contestó: ─¿Sabes papá? He estado pensando acerca de eso y al estudiar la Biblia he encontrado que Sansón, Juan el Bautista y Moisés tuvieron el pelo largo. El mismo Jesús probablemente también.

Con toda calma, su papá respondió: ─¿Notaste que ellos andaban a pie a todos lados? 
#revistaprisma #reir #biblia
  • #revistaprisma #corazón #gozo
  • La semilla que crece
Aunque nos veamos pequeños, queremos crecer tan grandes que tengamos impacto en el mundo.

Por Naomi Campos 
Tú y yo empezamos o fuimos creados desde un principio en el corazón de Dios. Pasó un tiempo para que llegáramos a ser un pequeño embrión, y crecimos nueve meses para abrir los ojos en este mundo. 
Solo quiero que sepas que la semilla de mostaza es tan pequeña que se ve insignificante, sin propósito. Así somos en comparación con este enorme mundo, pero esa semilla crece hasta ser un árbol grande que da fruto a su tiempo. Tú y yo queremos crecer tan grandes que tengamos impacto en el mundo, y que demos fruto a tiempo, un fruto que sea digno de bendecir y glorificar el nombre de Jesús.
#revistaprisma #semilla #formación #mostaza

¡Síguenos!

















[wp_megamenu menu="5"]