Top
Historia

Los relatos bíblicos son verdad

La arqueología comprueba que el rey Ezequías sí construyó el acueducto en Jerusalén.

Reportado por ACPress en 2004

Arqueólogos de la Universidad Hebrea de Jerusalén y de la Universidad británica de Reading han demostrado, que el rey Ezequías de Judá, sí fue el responsable de construir el gran acueducto que pasa por debajo de la capital de Israel. Fue hecho alrededor de 700 años antes de la era cristiana.

Sus conclusiones son significativas, ya que algunos científicos alegaban que el túnel era posterior a Ezequías.

Se logró la comprobación mediante la prueba del carbono 14, así como la datación por uranio-torio de estalactitas que crecieron una vez perforado el canal, informó la revista Nature el 12 de septiembre de 2004.

El famoso acueducto, llamado el túnel de Siloé, fue edificado a 52 metros de profundidad sin usar soportes intermedios de hierro, lo que realza el valor de su ingeniería. Es de 533 metros de largo, entre 58 y 65 metros de ancho y con una altura que oscila entre 1.1 y 3.4 metros.

Ezequías lo mandó a hacer, según relata 2 Reyes 20:20, ante el asedio de los asirios capitaneados por Senaquerib en el 701 a. C.

La ruta corre desde el manantial de la Doncella o de la Virgen, hasta el otro extremo de la ciudad, en cuya desembocadura fue construido el estanque de Siloé donde Jesús sanó a un ciego de nacimiento.

Fue allí donde en 1880 un niño descubrió un fragmento de roca con una inscripción de seis líneas en hebreo que describe el momento del encuentro de los dos grupos de trabajadores que perforaron la roca desde cada extremo del túnel y cómo el agua empezó a fluir hacia el estanque.

 

 

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado. Los campos obligatorios están marcados con un asterisco.*