Top
HistoriaSin categoría

Los Magos del Oriente y la Rosca de Reyes.

Por Gilberto López

Ya es un nuevo año y seguro será para ti uno de muchos retos y propósitos. Una de las primeras festividades en enero que se celebran en México, es la de los Reyes Magos o Magos del Oriente, pero ¿te has preguntado quiénes son estos personajes y de dónde surge esta tradición?

El origen de estos personajes está escrito nada más y nada menos que en la Biblia. Realmente no se dan muchos detalles acerca de ellos, pero sí se habla acerca de su misión.

Venían de las tierras lejanas de oriente medio. Los eruditos creen que de Babilonia o Persia y afirman que no se trataba de hechiceros ni de brujos, sino que eran hombres que se dedicaban a la ciencia y la literatura. No se sabe si eran dos o más, ni tampoco se menciona si tenían un título real. Lo que sí está escrito es que viajaron buscando al recién nacido Rey de los judíos.

En el capítulo 2 del libro de Mateo, en el Nuevo Testamento, se menciona que estos hombres sabios habían visto una estrella en el oriente que siguieron hasta llegar específicamente a Belén, en donde estaba el niño Jesús junto a María y José. Dice la Biblia que tenían conocimiento de las Escrituras antiguas que profetizaban el nacimiento del nuevo Rey en ese lugar.

Cuando los magos vieron a Jesús, el niño Rey, se postraron ante Él y lo adoraron. Por último, se describe que los magos le hicieron tres regalos a Jesús: oro, incienso y mirra. Oro era un regalo para Jesús como Rey. Incienso para Jesús quien era 100% Dios. Y mirra reconociendo a Jesús como 100% hombre y anunciando su sacrificio al morir por la humanidad en la cruz, porque con eso se embalsamaba a los muertos.

A partir de este relato surgieron muchas leyendas sobre los hechos y la personalidad de estos Sabios del Oriente. A través del tiempo se les representó en algunas pinturas antiguas como reyes. Otro aspecto que se añadió a la leyenda fue que eran 3 y que tenían nombres: Melchor, Gaspar y Baltazar. Además, comenzaron a describirlos como personas de distintos orígenes para simbolizar las tres razas del oriente antiguo, entre muchos otros aspectos.

La figura de los 3 reyes magos comenzó a tener significado en el mundo pues para muchos era un símbolo de la adoración de los primeros gentiles (personas no judías) a Jesús como el Hijo de Dios. Es por ello, que el 6 de enero se estableció como el día de la manifestación del niño Jesús. Poco a poco esto se fue olvidando y terminó siendo solo el día de la adoración de los Reyes Magos.

En muchos países se hacen diferentes festividades como la Cabalgata de los Reyes que es un desfile de estos personajes, donde suelen ir montados a caballo o en carrozas. En México también suele haber hombres disfrazados de Reyes Magos en las calles, con quienes los niños pueden tomarse fotos. Los que disfrutan principalmente de esta costumbre son los niños pues la tradición dice que los Reyes traen regalos a los que se han portado bien.

Y cómo olvidarnos de la tradición de la deliciosa rosca proveniente de España y que en México se ha adoptado por las familias que se reúnen para comerla y descubrir “a quién le salió el muñeco”. El que saca el muñeco es el responsable de proveer los tamales para la reunión del día 2 de febrero.

Como verás, la tradición tiene una historia interesante digna de ser contada a tus pequeños, ¿no crees? Además de recordar la verdadera historia de estos sabios que reconocieron que Jesús es Rey, es Dios y es el Salvador del mundo, esta festividad nos da la oportunidad de pasar tiempo con la familia, chicos y grandes, agradeciendo el gran regalo que Dios nos hizo al nacer en la forma de un niño.

La invitación sigue siendo la misma:  Venid y adoremos, venid y adoremos, venid y adoremos, a Cristo el Señor.

Comparte

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado. Los campos obligatorios están marcados con un asterisco.*