Top
Vidas transformadas

La lista de sus pecados llenaba 10 páginas

Noche tras noche despertaba atemorizado, sintiendo la presencia de una serpiente en su recámara

Por Cameron Enns

Ignacio, de 64 años de edad, recibió a Jesucristo como su Salvador y Señor. Era bastante fiel en asistir al grupo de varones los miércoles por la mañana, al de descubrimiento, los jueves por la noche y a las conferencias dominicales para restauración e integración de la familia.

Había sido viudo durante catorce años y se sentía muy solo antes de conocer a Cristo, así que empezó a asistir a las reuniones de Neuróticos anónimos cada semana. En los pasos cinco y seis indican que la persona debe apuntar en un cuaderno todas las cosas malas que ha hecho en su vida. Luego debe leer la lista a algún otro participante en el programa.

Eventualmente Ignacio llenó diez páginas con la lista de sus pecados. Noche tras noche despertaba atemorizado, sintiendo la presencia de una serpiente en su recámara. Tenía terror de que alguien leyera aquellas 10 páginas.

Cuando se reunió conmigo y le dije que debería confesarle todos sus pecados al Señor y después quemar su cuaderno, Ignacio preguntó incrédulo: “Pero, ¿no tengo que leerle primero toda la lista a usted?”.

“No, Ignacio. El Señor le ha dado una vida nueva. Confiese todo delante de Él, arrepiéntase de todo, reciba el perdón de Dios y entonces queme la lista”.

¡Así fue como desaparecieron para siempre las 10 páginas de pecados!

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado. Los campos obligatorios están marcados con un asterisco.*