Historia

La antigua ciudad de Claros. Santuario Oracular

Apolos, dios del vaticinio (adivinación)

Tal llegó a ser el misticismo de Claros, que era el segundo punto de visita de la llamada Ruta Sagrada

Texto y fotografía por: Artemio García

Templo de Apolo

Claros está ubicada a muy pocos kilómetros al norte de Éfeso. Fue dedicada como la ciudad Oráculo al dios Apolo, que se creía era hermano de la diosa de la Fertilidad, a quién los griegos llamaban Artemisa y los romanos Diana.

De acuerdo con la tradición, Claros fue fundada por el legendario vidente Mopsus a quién los altos mandatarios romanos solían acudir para solicitar sus revelaciones. De hecho Tacitus, un gobernador de Asia e historiador romano describió al vidente no como un profeta sino como un sacerdote, quién con tan solo escuchar el nombre de su consultante descendía a lo profundo de una caverna donde había una mágica fuente de agua de donde emanaban las respuestas para cada uno. Este oráculo de Claros, también solía ser consultado por los residentes de la antigua ciudad de Esmirna.

Ruta sagrada

Tal llegó a ser el misticismo de Claros, que era el segundo punto de visita de la llamada Ruta Sagrada que empezaba en Didyma con el Templo Mayor de Apolos y terminaba en Éfeso, en el Templo Mayor de Artemisa.

Estatuas gigantes a la entrada del templo

Las excavaciones arqueológicas han sacado a la luz restos que datan del siglo II d.C. con inscripciones históricas en el griego antiguo. Algunas de ellas continúan sin ser interpretadas.

No hay comentarios
Artículo anterior
28 octubre, 2019
Siguiente artículo
28 octubre, 2019

No hay comentarios

Responder

Revista Prisma

GRATIS
VIEW