Historia

El Gran Anfiteatro de Hierápolis. La ciudad Sagrada

Vista panorámica del Anfiteatro

Los nobles del imperio, aprovechaban para disfrutar de sus aguas termales y de las grandes tardes-noches del gran teatro

Texto y fotografía por Artemio García

Uno de los más hermosos Anfiteatros romanos que existen en Turquía es el de Hierápolis, ubicado en Pamukkale provincia de Denizli.

La ciudad fue fundada por Eumenes II rey de Pérgamo alrededor del 180 a.C. y poco a poco fue perdiendo todo su esplendor Helenístico, hasta convertirse en una gran urbe Romana. En 1998 la UNESCO la proclamó patrimonio de la Humanidad.

Era un centro de entretenimiento y de verano, ya que muchos de los grandes cónsules romanos viajaban hasta Hierápolis para pasar temporadas de verano y relajarse de la gran capital que era Roma.

Los nobles del imperio, aprovechaban para disfrutar de sus aguas termales y de las grandes tardes-noches del gran teatro.

Desafortunadamente esta ciudad fue destruida en el año 1354 d.C. por los fuertes terremotos que aún sigue teniendo este territorio.

Construido en el siglo II, el anfiteatro cuenta con tres secciones que son: Cávea, Escena y Orquesta. Como mucho de los grandes fue construido sobre una pendiente, con una capacidad aproximada de entre 10,000 a 15,000 mil espectadores. La segunda sección mostraba escenas mitológicas grabadas en mármol que ya se han derrumbado. También contaba con 5 puertas grandes esculpidas de mármol, tres en el centro y dos cada lado.

Muro de una de las puertas de entradas a la ciudad.

En el libro de los Hechos, se menciona al Apóstol Pablo haciendo referencia a que la carta enviada a la ciudad de Laodisea también fuera leída por los creyentes que se encontraban en la ciudad contigua de Hierápolis.

No hay comentarios
Artículo anterior
27 mayo, 2019
Siguiente artículo
27 mayo, 2019

No hay comentarios

Responder

Artículos relacionados

Revista Prisma

GRATIS
VIEW