Top
Para padres

¡Cuida los dientes de tus niños!

Cuatro sugerencias para salvar los dientes desde la infancia garantiza buenos resultados

El dentista Alejandro Fraga ha examinado centenares de bocas de pacientes de todas las edades, viendo a personas sanas y otras con la dentadura dañada o arruinada. Para él, todo es asunto de prevención.

Su lista de 4 sugerencias para salvar los dientes desde la infancia garantiza buenos resultados:

I. Higiene para los niños:

1) Una vez al día cepíllale los dientes al pequeño, colocando la cabecita en su regazo, ya que esta posición le brinda un acceso magnífico a toda su dentadura.

2) Desde los dos años de edad, dale al niño un cepillo pequeño y cepíllate los dientes delante del niño. Él tratará de imitarte. No pongas pasta dental al cepillo hasta que él aprenda a no tragarse la espuma y escupir bien.

3) Cuando el niño ya tenga suficiente habilidad manual, enséñale la técnica del cepillado correcto, ayudándote con el uso de tabletas reveladoras que muestran a simple vista las zonas donde el cepillado no limpió correctamente.

II. Aspectos culturales:

1) Aprovecha tus visitas al dentista haciéndote acompañar por uno de tus hijos. De esta manera ellos podrán conocer y familiarizarse con el equipo dental y al mismo tiempo ir perdiendo el miedo al dentista. Recuerda que tu actitud hacia el tratamiento es muy importante, ya que de ella aprenderán tus hijos.

2) Lleva a tu hijo a revisión con el dentista cada seis meses. Le dará confianza y se podrá resolver cualquier problema desde el inicio.

III. Hábitos de alimentación:

1) Darle el pecho materno al bebé, es una de las primeras acciones que previenen las deformaciones dentales y proporciona una deglución correcta. Asimismo en la edad del destete, mucho cuidado de graduar correctamente el tamaño de los hoyos en la mamila:  es importante hacerlos pequeñitos para que el bebé tenga que succionar. Evita que el bebé trate de tapar con la lengua el flujo excesivo del líquido, ya que con esto adopta lo que se conoce como el hábito de la lengua, el cual provoca que posteriormente sus dientes cierren de manera incorrecta.

2) En la medida de lo posible, evita que el niño se chupe el dedo. Mejor ofrécele un chupón correctamente diseñado.

3) Ten cuidado de no dejarlo toda la noche con líquidos en la botella y menos con líquidos azucarados.

4) Ya en la edad escolar se debe establecer un horario para las comidas. Después de comer, se les puede permitir comer dulces y golosinas durante media hora e inmediatamente después cepillarse los dientes. Es preferible esto que darle un dulce que coma poco a poco durante toda la tarde.

5) También durante la etapa escolar es importante desarrollar en los niños el gusto por las frutas y verduras, y agregar estos alimentos al lunch para llevar a la escuela.

IV. Utilización del flúor:

Cuidado con la utilización del flúor, que es un valioso auxiliar que ayuda a prevenir las caries. Puede ser dañino cuando se le ingiere en exceso, especialmente en niños menores de doce años, ya que en esas edades la tolerancia al flúor es muy baja. Una alta concentración de flúor en el organismo puede ocasionar la enfermedad llamada fluorosis que va destruyendo el esmalte hasta provocar la pérdida parcial o total de los dientes.

Si empiezas hoy, ¡el niño podrá mantener sus dientes en buenas condiciones durante toda la vida!

Comparte

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado. Los campos obligatorios están marcados con un asterisco.*