Para matrimonios

Algunas consecuencias de la infidelidad

Nunca podrás borrar de tu mente y la de otros el hecho de que caíste. Ese recuerdo permanecerá indeleble en el registro de tu vida, sin importar si te arrepientes y regresas a tus cinco sentidos

Por Chuck Swindoll

Tu pareja experimentará la angustia de la traición, la vergüenza, el rechazo, dolor de corazón y soledad. No hay nada que puedas hacer para suavizar esos golpes.

Tu pareja nunca podrá volver a decir que eres un modelo de fidelidad. La sospecha le robará la confianza para siempre.

Tu desliz introducirá a tu vida y a la de tu pareja, la posibilidad muy real de tener una enfermedad de transmisión sexual.

La devastación que tus actos pecaminosos le traerá a tus hijos no se puede medir. Su crecimiento, inocencia, confianza y forma sana de ver la vida, serán severa y permanentemente dañados.

El dolor que le causarás a tus padres, tu familia y tus amigos cercanos es indescriptible.

La vergüenza de mirar a los ojos a otros cristianos que alguna vez te respetaron, apreciaron y confiaron en ti, será arrolladora.

Si estás involucrado en la obra del Señor, sufrirás la pérdida inmediata de tu trabajo y el apoyo de aquellos con los que trabajabas. Esa oscura sombra te acompañará a todos lados para siempre. El perdón no la borrará.

Tu caída, le dará a otros licencia para hacer lo mismo.

La paz interior que alguna vez gozaste, se irá.

Nunca podrás borrar de tu mente y la de otros el hecho de que caíste. Ese recuerdo permanecerá indeleble en el registro de tu vida, sin importar si te arrepientes y regresas a tus cinco sentidos.

El nombre de Jesucristo, a quien alguna vez honraste, será manchado, dándole a los enemigos de la fe, más razones para burlarse y despreciarlo.

No hay comentarios
Artículo anterior
13 febrero, 2019
Siguiente artículo
13 febrero, 2019

No hay comentarios

Responder

Artículos relacionados

Revista Prisma

GRATIS
VIEW